27 noviembre 2006

--> A CAMINOS DEL SUR-2

Enlace a Caminos del Sur 2

Estrenando nueva versión beta por deferencia de la Blogger, aquí que abro una segunda parte de Caminos del Sur y sobre ese gran horizonte en formada de rincones, de paisajes, de senderos, de montañas como al alcance de la mano y que tenemos tan cercanas. Así que para los que quieran darse una escapada, una vuelta digitalizada, seguir estos humildes pasos, os invito a esta continuidad sobre la marcha, Caminos del Sur 2, y cuya dirección es la de la flecha y también la arriba indicada pinchando sobre la fotografía --> http://josemerutass.blogspot.com/

Un saludo y muchas gracias a todos los que visitáis ésta, vuestra casa. José Medina (joseme)

19 noviembre 2006

HUÉNEJA - REFUGIO EL DOCTOR



 
























HUÉNEJA-REFUGIO EL DOCTOR

La idea ya me venía rondando desde hacía algún tiempo: la de realizar sucesivas tomas de contacto con diversas peñas o clubes de senderismo que existen en nuestra provincia de Granada para efectuar un recorrido, ruta o travesía conjunta y valorar esa experiencia. Así que allá que me puse manos a las obra, hice varias llamadas, contacté con varia(o)s hasta que al final, ésta, la del Bastón, y a través de su Presidente Rafael Morales, se nos abrió de brazos para que les acompañáramos en la que tenían organizada, según programa, la del día de hoy, y que a continuación revivo y relato; y antes de que el olor a pino, el color verde, el frescor azul del agua, el olor a nieve se me escape de las manos.
La salida la realizamos en autobús desde Albolote (Granada) alrededor de la 9:00 de la mañana con dirección a Huéneja (a unos 90 km. de distancia), tomando la A-92 y desviándonos por la salida 321 y que tras unos 9 km. aproximadamente de ésta te deja en la citada localidad granadina.
El municipio de Huéneja , a 1.174 m.a., se encuentra en el límite con la provincia de Almería. La población está asentada entre dos barrancos y compuesta por barrios y núcleos habitados como Cuevas, Estación y Huertezuela. Además de su patrimonio histórico, como son sus baños árabes y la iglesia parroquial, su oferta turística se completa con las posibilidades que ofrece el entorno. También se hallan varios nacimientos de agua con propiedades minero-medicinales. Brinda multitud de caminos y veredas para tener un contacto directo con la naturaleza, practicar senderismo y bicicleta de montaña.
El origen del municipio se remonta a tiempos prehistóricos, aunque no sería hasta la época medieval cuando sus pobladores dejaran testimonio de su estancia en estas tierras. De entonces procede su denominación toponímica, derivada del árabe "wana’ya". Las versiones coinciden en que se traduce como “lira”, en alusión al arco de noventa grados que forma el tajo a cuyos bordes se asoma la localidad.
Pero volviendo a lo nuestro, y que hoy nos ocupaba con pasos y piernas, y que tras bajarnos del autobús, sobre las 10 de la mañana, nos dejó en el cruce que va hacia el Área Recreativa Los Castaños o Molino Bajo de Huéneja.
Al llegar a ésta, y tras un par de kilómetros escasos de tramo de carretera asfaltada, nos encontramos a nuestra izquierda con el propio Molino Bajo con su fachada de piedra envejecida, recientemente restaurado, y que le da nombre al área recreativa que se encuentra a escasos metros rodeada de majestuosos castaños centenarios y desde donde nos podemos incorporar también, desde la parte posterior del mismo a la conocida Ruta de los Molinos.
En este paraje, cuentan los vecinos del pueblo, que quemaban a las brujas en la antigüedad. Así, si el castaño ardía sólo por dentro se trataba de una bruja, mientras que si ardía entero la mujer resultaba ser inocente, aunque fuera demasiado tarde para salvarla. Pero...¿Y el bar en donde se servían esas pócimas? Pues estaba aún cerrado y le dejamos una aviso en la puerta colgado, el de “Reservado y completo” para la vuelta.
Continuamos ahora por un ancho camino-carretero que sale, con dirección Sur, desde la mismísima área recreativa, pasando al poco junto al letrero, al lado de una hermosa mimbre, que señala hacia la cercana Balsa de Huéneja justo por encima de nuestras cabezas y hacia la derecha. Camino que se convertiría en una pista forestal y que no abandonaríamos ya en casi toda la caminata.
La flora que hemos ido dejando atrás, poblada de olivos, encinas, castaños y vegetación propia mediterránea, a medida que avanzamos y vamos observando la separación de los estratos en la montaña, los cultivos van dando paso al pino carrasco y a la pizarra; indicando que nos encontramos en una zona de sierra elevada y que saboreamos con una parada que otra para regocijo de la vista y descanso de la joroba. A nuestra derecha dejamos un carril de tierra negruzca y que lleva a una caseta de vigilancia contra-incendios.
La pista desemboca en la que viene del Río Nacimiento y que partiendo de Jérez cruza toda la zona del Marquesado, se trata del Camino Forestal del Marquesado. Al llegar a dicho cruce, tomamos la que desciende a nuestra izquierda y nos lleva directamente hasta el Río Izfalada o de Huéneja. Aquí hacemos un pequeño alto para reagruparnos y tomarnos un tentempié junto a la cascada existente en este fresco paraje conocido como el de las Nogueras del Pecho.
Decir que hasta aquí hemos andado dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, aunque entraríamos dentro de nada en su Parque Nacional en cuanto cruzáramos la raya, cuyo límite lo marca el citado carril y cuesta arriba.
Continuamos la marcha y llegamos al Collado Arenas, más conocido popularmente como Siete Caminos y punto en donde se encuentra la linde entre Huéneja, en Granada, y Fiñana, en Almería. Proseguimos la ascensión dejando atrás el Cerro del Jabalí (1.862 m.) a nuestra mano izquierda; el largo cortafuegos que tenemos ahora delante de la vista es el que encendería nuestra mecha. Atrás se quedan algunos componentes del grupo que no quisieron darse esa ducha de espaldas., pero las vistas desde arriba tienen su recompensa: a nuestra izquierda observamos allá a lo lejos el Calar Alto de Almería con su diminuto para la vista y blanco observatorio; de frente, y de derecha a izquierda, los Peñones del Mediodía (2.341 m.) nevados difusamente y el Cerro del Almirez que intuimos por esos sobresalientes 2.517 m. y su doble cumbre; a nuestras espaldas; si nos giramos en redondo, toda la Hoya de Guadix y el pueblo de Charches en solitario, como llamándonos para que nos empadronásemos. La flora aquí cambia por completo al aumentar la altura, siendo la más abundante los piornos y rascaviejas.
Total que, tras unas cuantas zancadas más, de un cortafuegos a otro, y tras una vuelta al ruedo, tomando un camino a la izquierda, nos colocamos sobre las 14:30 h., en un par de kilómetros más de soga, delante de la puerta grande del Refugio Vivac el Doctor / El Roble con sus 2.000 m. de altitud y a punto de que nos tomara esas excitantes pulsaciones que llevábamos en nuestros interiores en forma de horizontes y paisajes.
Dicho refugio se encuentra en la Comarca del Río Nacimiento, sobre la cabecera del mismo y en la ladera Este del Cerro de las Culebrillas. Tiene una capacidad para unas 12 personas. Posee chimenea y bancos y existe una fuente encañada y arroyos a unos diez minutos de distancia.
Nosotros hacemos aquí la correspondiente parada para el avituallamiento y esos comentarios al respecto de la fuerte subida que hemos dejado tras nuestro espinazo. Y ese Maroto (organizador de la ruta) y a quien no se le acababa ni la gasolina. ¡Súper y sin plomo! Vaya mezcla explosiva y vaya mecha! Pero nada, que ha merecido la pena! Y allí estaba esa sal, convertida hoy en nieve y que nos mueve y renueva semana tras semana.
La vuelta la haríamos por el mismo camino que nos trajo, con la salvedad de que era ya todo, cómo no, “cuesta abajo” y que fuimos trochando incluso para hacer un poco de barranquismo, ese tropezón con las setas, y poder encontrarnos con el río Huéneja de nuevo quitándole unos cuantos trazos al mapa y ese trozo de descanso para las piernas a ese carril monónoto del comienzo. Ya sólo sería seguir su curso aguas abajo, cruzando de un lado a otro de sus márgenes (de derecha a izquierda) y tomar otro carril que nos deja, tras una bajaba de vereda a la altura de un magnífico cortijo rodeado de grandiosos castaños, situado por encima del Área recreativa del Molino Bajo. Una vez allí, como que a la responsable de la barra no le dio el ancho para calmar nuestras gargantas y eso que le dejamos antes el cartel de “por aquí pasamos y volveremos al regreso” con la polvareda que levantamos.
Pues eso, Rafael, Maroto y al resto de componentes de la Peña el Bastón: que fue todo un placer acompañaros, andar entre vosotros; y que seguramente, volveremos a encontrarnos. Hasta la próxima, pues, y ya hablaremos. Saludos y que nos vemos!
*
DATOS BÁSICOS DE LA RUTA:
- Accesos: De Albolote (Granada) por la A-92, salida 321 - a Huéneja en autocar. Regreso: viceversa.
- Itinerario: Huéneja, Area Recreativa Molino Bajo, Camino Forestal, Río Huéneja, Collado Arenas,Cortafuegos, Refugio el Doctor.
- Trayecto: lineal
- Número de participantes: 50
- Dificultad: Media
- Duración: 7 h. (4 1/2 h. de subida y unas 2 1/2 h. de bajada, con descansos incluidos)
- Agua: Río Huéneja, pero se recomienda llevar.

12 noviembre 2006

05 noviembre 2006