09 abril 2006

PRADO NEGRO - PEÑÓN DE LA MATA (DOS RUTAS POR SEPARADO)













PRADO NEGRO

Este fin de semana lo aprovechamos para darnos un corto paseo en moto por los magníficos alrededores y entrañas del Parque Natural de la Sierra de Huétor. Así que para ello nos dirigimos hacia Prado Negro tomando la carretera que sube desde Fuente Grande hacia el Campamento de la Alfaguara. Al llegar al mirador, dejando atrás a la derecha la Urbanización de Guadalfacar, la carretera se divide en dos: a la izquierda nos llevaría hacia Nívar ( con la posibilidad de continuar hasta Güevejar si giramos a la izquierda en el "Stop" que nos encontramos a la salida de Nívar, o hasta Cogollos Vega si giramos al contrario); y a la derecha, que es la que tomamos todo en ascenso, hacia el mencionado campamento de la Alfaguara (que significa manantial en árabe).
Al llegar a una rotonda, podemos coger el desvío de la derecha para llegar hasta el área de descanso de dicho campamento y si seguimos rectos por la carretera, ya convertida en pista forestal, nos lleva hasta Prado Negro. Antes hacemos la primera parada en el LLano del Fraile, antigua zona recreativa que hoy ha sido traslada a la Fuente de los Potros. Aquí existía una fuente hecha en piedra, que todavía se conserva, y un bonito quiosco que ha sido derribado. Dejamos la moto y cruzándolo llegamos al inicio de una sendilla, apenas perceptible, y que desciende hacia el Cortijo y Casa Forestal de Carialfaquí. Pero nosotros sólo llegamos hasta un bien conservado núcleo de trincheras, casamatas y pozos de tirador del año de 1936, antiguos reductos de la Guerra Civil española y ya pasado de nuestra historia, y desde donde observamos una de las mejores vistas de la elevación del Peñón de la Mata (excursión que dejaríamos para hoy domingo).
Regresamos al carril forestal y al llegar al siguiente cruce de caminos, seguimos por el de la izquierda, vemos que el de la derecha (cerrado por una cadena) baja a la Fuente de la Teja. Continuamos por la pista de tierra y vamos dejando atrás a la derecha, el sendero perfectamente señalizado, y que nos incorporaría a la Cañada del Sereno; a la izquierda dejamos el que bajaría al Cortijo antes mencionado de Carialfaquí.
Pronto vemos una extensa área recreativa sobre una verde pradera, rodeada de álamos y pinos; es la de la Fuente de los Potros. Hoy por cierto estaba a reventar de gente, digo yo que será por algo (a su encanto me refiero).
Avanzamos por el carril y a los pocos minutos, empieza de nuevo la carretera asfaltada. Pasamos por debajo de un tendido de alta tensión que produce un sonido especial y muy característico. Al llegar al cartel anunciador de una zona de acampada, giramos a la derecha para adentrarnos. Es la de Florencia y a la que accedemos cruzando el arroyo de las Perdices. Paramos aquí, también, para estirar un poco las piernas y tomar unas instantáneas.
Seguimos la carretera y a unos cuarenta minutos aproximadamente desde la salida de Fuente Grande de Alfacar, llegamos a Prado Negro; núcleo de población, anejo de Huétor Santillán, y que se ha ido formando, casa tras casa, desde hace ya unos cuantos años (hasta hace muy poco no contaba ni con suministro eléctrico). Precisamente en este aislamiento es en donde reside su paz, su belleza y su encanto. Paramos en el bar "El Jabalí" para tomarnos un café. Bar que está justo enfrente a una fuente de piedra. Cuando nos íbamos a marchar nos indican que hay una bonita cascada pueblo abajo y no nos lo pensamos dos veces; allí que nos encaminamos con la cámara y con el pensamiento puesto en el agua. La verdad es que era cierto; y la otra, que el paseo en moto mereció la pena hacerlo. La lástima es que había que volverse para casa porque el fresquito de la caída de la tarde ya empezaba a hacer su aterrizaje.

PEÑÓN DE LA MATA

Como hoy tocaba caminata, nos dirigimos en vehículo desde Alfacar, por la carretera que se inicia desde Fuente Grande y que lleva, tomando el desvío de la izquierda una vez que llegamos al espectacular mirador, primero a Nívar para después tomar, al llegar al stop del cruce, a la derecha hacia la localidad de Cogollos Vega (a unos 14 km. de la capital de Granada).
Cogollos Vega se encuentra dentro del Parque Natural de la Sierra de Huétor. Extensión de 12.428 hectáreas al noreste de la ciudad de Granada. Posee una gran belleza gracias a las plantas autóctonas y a las repoblaciones de árboles. En el Parque podemos encontrar muchas clases de árboles: pinsapos, cedro del Líbano, pinos de todas las clases, encinas, quejidos, arces y robles. Sus dos ríos principales recorren el parque: el Darro y el Fardes.
Al llegar a Cogollos, nada más entrar en el pueblo y tras pasar la primera curva, a la derecha, vemos el letrero que indica la subida hacia el Peñón de la Mata. Ascendemos por la empinadas calles y tras unas cuantas curvas cerradas termina el hormigón y el asfalto para empezar con un carril de tierra.
Aquí es donde dejamos el coche sobre las 11:00 de la mañana. Fuera mochilas, bastones y agradeciéndole al día, que estaba como enmarañado, que el “Lorenzo” no cayera sobre nosostros porque la piedra de esta montaña como que irradia lo más grande.
El Peñón de la Mata (1.668 m.), es una formación kárstica y en su sima yacen restos arqueológicos de asentamientos neolíticos. Sirvió de frontera prácticamente durante toda la guerra civil española entre la zona nacionalista situada al sur y la zona republicana al norte.
Restos de trincheras que observamos si tomamos el primer sendero que asciende en una fuerte pendiente, a nuestra izquierda, a los quince minutos más o menos del inicio del carril de tierra. Nosotros no lo tomamos y continuamos el carril casi hasta el final de las casas que se han construido sobre estas tierras de color rojizo. Como no encontramos la vereda para atacar el macizo, lo hacemos ascendiendo, campo a través, hacia una cortijada vallada a la que rodeamos y nos deja en otro carril que lleva hacia el Cortijo de Carialfaqui. Lo continuamos unos metros hasta que ya vemos el estrecho sendero que asciende en una fuerte pendiente. La tomamos y ya es seguirlo hasta finalizarlo y que nos lleva al otro extremo del Peñón de la Mata y más cercano al llamativo Peñón Jorobado y Calar de Haza Santa; divisando a nuestros pies y a nuestra izquierda el Collado de San Agustín. De frente una majestuosa panorámica de Sierra Nevada, hoy un poco descafeinada por la neblina que reina. Fin del trayecto y de la mirada. La vuelta la hacemos bajando, justo pasadas las vistas del Cortijo de Carialfaquí, por una vereda sobre tierra roja y muy empinada que nace en un pequeño pinar y que desemboca en el carril que va a dicho cortijo. Al llegar al carril, lo seguimos y nos tropezamos con un cruce. Tomamos el camino de la derecha (donde precisamente nos topamos con un pequeño grupo de cabras montesas) y sin finalizarlo porque no tiene salida, ya que sólo conduce a un poste de alta tensión, nos dejamos caer por un resbaladero que hay a nuestra izquierda para desembocar en otro nuevo cruce de senderos. El de la izquierda en ascenso, cerrado al paso de vehículos por una cadena, nos llevaría hasta Carialfaquí y el de la derecha sobre un agracecido llano, y con una resfrescante fuente que nos sale al encuentro a unos pocos metros de distancia, hacia Cogollos Vega.
Cuando llegamos al coche son las 14:10 horas. Desde aquí para casa porque nos estaban esperando en Alfacar para el almuerzo. Como siempre, dejo algunas fotos para el recuerdo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Great site lots of usefull infomation here.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Great site loved it alot, will come back and visit again.
»

Anónimo dijo...

Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
»