14 abril 2006

LA CAÑADA DEL SERENO












LA CAÑADA DEL SERENO

Magnífico recorrido que atraviesa el corazón del Parque Natural de la Sierra de Huétor. La ruta está muy bien señalizada, con hitos e indicadores que te muestran siempre el camino a seguir.
El acceso lo hacemos por la A-92 con dirección Guadix-Almería y tomando la salida que marca “Parque Natural de la Sierra de Huétor”. Giramos 180º y seguimos la vía como si fuésemos a cambiar de sentido. Enseguida observamos un carril que parte a nuestra derecha. Lo iniciamos y pasamos el carril de entrada de la Casa Forestal. Continuamos un poco más hasta que el carril se bifurca en dos y unas cadenas nos cortan el paso. Aquí es donde dejamos el coche. El camino de la izquierda nos llevaría a la Casa Forestal de Bolones, el de la derecha, primero en descenso y luego en ascenso, hasta la Fuente de la Teja. Nosotros retrocedemos un poco hacia la carretera asfaltada, pasamos el carril de entrada de la Casa Forestal de los Peñoncillos y a nuestra izquierda enseguida observamos el cartel indicador del comienzo del sendero de la Cañada del Sereno. Según se explica en el mismo el recorrido es circular, de aproximadamente 12,250 Km. La duración, de 5 horas ( pero no le hagáis caso a este tiempo porque se puede hacer perfectamente en unas 3 ½ horas)
Se comienza con un suave ascenso por un agradable pinar, destacando el pino lacirio y resinero como especies dominantes. A los pocos metros aparecen los indicadores de los miradores que nos vamos a encontrar con los “tiempos” a emplear. A continuación el pinar se aclara apareciendo una zona cargada de multitud de especies vegetales, como la encina, el enebro, el romero, el tomillo, la jara blanca, mejorana, chaparro y el dientecillo de león que nos seguirá a ambos lados del camino con su “saludo amarillo” durante casi toda la caminata.
Continua nuestra marcha entre pinos y plantas aromáticas. Pronto vemos unas ruinas, son las del Cortijo de los Corrales y que debemos de rodear sobre el camino de la marcha.
A medida que ascendemos el paisaje se va haciendo más grandioso y tenemos dos miradores construidos en mampostería y que hasta hace muy poco poseían indicadores y fotos-murales. El primero es el de la Zarraca, donde podemos admirar, de izquierda a derecha, las cumbres de Sierra Nevada: destacando el Picón de Jérez, Tajos Negros de Covatillas, El Cuervo,  La Atalaya,  Puntal de Vacares, La Alcazaba, Mulhacén, Puntal de la Caldera, Los Machos, Pico Veleta, Tajos de la Virgen o El Cartujo. Aquí coincidimos con un grupo de amigos senderistas; tres familias al completo con sus respectivas descendencias incluidas y que llevaban el mismo itinerario que nosotros. Parada que aprovechamos para hacernos una foto de grupo, pasarnos las cámaras, cambiar instantáneas e impresiones. Y ya que no nos quedamos con sus nombres pongo la foto como recuerdo.
El siguiente mirador es el de los Mármoles, y desde donde tenemos unas estupendas vistas del Cerro de Casa Fuerte (1.509 m.a.), así como de la Dehesa y Casa Forestal, de Bolones, Cerro del Maullo, Peñón de Víznar, Cerro de la Cueva del Agua y Cerro de las Calaveras.
Finalmente llegamos al mirador de cota máxima de la ruta, el de Polvorite (1.500 m.), y que sí cuenta de momento con un panel informativo. Mirador que se encuentra a la izquierda del camino, a unos metros del mismo y sobre una pequeña plataforma rocosa, y que cuenta con otras idem. de estupendas vistas: a nuestra izquierda dominamos el hermoso valle del Río Darro, el Peñón de la Mata (1.668 m.), y al frente el Cerro del Corzo (1.609 m.), popularmente llamado Mirador de las Minas, con su incansable garita de vigilancia contra incendios del A.M.A.
Aquí descansamos unos minutos para regalarle a la vista este hermoso paisaje y a los pies un merecido descanso, eso sí, pero sin enfriarnos.
Seguimos la marcha y observamos que le damos un giro a la derecha al sentido de la misma; es para introducirnos en la umbría del Barranco de Polvorite.
A medio kilómetro aproximadamente la señal nos desvía hacia una vereda muy empinada (obviando el sendero que continúa todo de frente). Esta vereda nos baja hasta el Barranco de Polvorite que lo cruzamos atravesando un bonito pinar hasta llegar a una pista forestal y girando a nuestra izquierda. Avanzamos por este carril unos 1.200 metros, prácticamente en línea recta y sobre un falso llano, hasta llegar a una curva muy pronunciada y con síntomas de ponerse muy embarrada en los días de lluvia. Aquí tenemos dos alternativas: o seguir la pista forestal hasta desembocar en otra que viene de la Alfaguara y que te lleva, a la derecha, a la Fuente de los Potros-Prado Negro, o si giramos a la izquierda y continuamos hasta el siguiente cruce, y girando de nuevo a la izquierda, tomando el que está cerrado al paso para los vehículos por una cadena, y que nos bajaría hasta la Fuente de la Teja; o por el contrario, bajar por una sendilla debidamente señalizada, desviándonos a la izquierda tras la curva pronunciada, que nos lleva primero al arroyo de Polvorite,  siguiéndolo por su margen derecha, pasando por un lapiaz, y abandonando el arroyo, acercarnos hasta el Cerro del Púlpito (1.428 m.) para luego rodear su base. Una vez rodeada y abandonado este roquedal, nos encontramos sobre una extensa y verde explanada y de nuevo con otro panel indicativo. Continuamos la marcha y descendemos ahora por entre un pinar con sotobosque de escobones y piornos, hasta toparnos de lleno con la pista forestal  que baja a la Fuente de la Teja, a la que llegamos atravesando un puente y encontrándola por debajo,  a la derecha de éste, adosada a la pared-contrafuerte de la pista;  obervando cómo aquí la vegetación cambia totalmente, siendo la más común y propia de los cauces de los ríos (álamos, juncos, zarzas, mimbres, helechos). Buen sitio también para tomarnos un pequeño descanso y refrescarnos un poco el oído, la vista y la garganta. Porque hay que decir en alabanza que este hermoso paraje es el único del recorrido en donde podemos encontrar agua.
Seguimos la pista forestal en descenso hasta el último de los miradores, el de las Veguillas, situado sobre la cabecera del río Darro, al que podemos acceder a través de un carril-sendero que observamos que baja a nuestra derecha, pero que  nosotros hoy dejamos para otra ocasión. Continuando la marcha, ahora en ascenso, por la pista forestal que traíamos hasta el punto de partida, la Casa Forestal de los Peñoncillos, en donde dejamos el coche, y que discurre entre hermosos ejemplares de pinos, cantuesos y rascaviejas.
Dejando estas cuantas instantáneas como prueba y muestra de nuestros pasos. ¡Un saludo y hasta la próxima!
*
-Itinerario: Granada – A-92 - Salida 259 del Parque Natural de la Sierra de Huétor - Casa Forestal de los Peñoncillos (en vehículo) – Sendero de la Cañada del Sereno (circular)
- Número de participantes: 2
- Duración: 3 1/4 horas.
- Dificultad: Baja.
- Agua: Fuente de la Teja

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Your website has a useful information for beginners like me.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Your website has a useful information for beginners like me.
»

Anónimo dijo...

This site is one of the best I have ever seen, wish I had one like this.
»

lucía dijo...

hola.yo soy una habitante de prado negro y me parece mal que no hayan creado una ruta o una clasificación de imágenes de prado negro,siendo este un pueblo digno de conocer...esto es una gran sugerencia...lucia(bombera)